/

Bolitas de proteína

 

Los snacks saludables son algo que nunca está de más. Muchas me preguntáis qué podéis llevaros al trabajo, o comer entre horas o tomar antes o después de hacer deporte o entrenar en el gimnasio. La verdad es que es difícil encontrar algo que sea:

  • Rápido de hacer
  • Rico
  • Fácil de transportar
  • Que proporcione energía
  • Que tengan buena dósis de proteína
  • Que sea saludable

Pero sí, es posible. Esta receta de las maravillosas Bolitas de Proteína ha sido extraída de mi último E-Book, “Mi camino hacia una vida saludable“, disponible en formato digital para todos los dispositivos en ESTE ENLACE. En el libro podéis encontrar más recetas saludables, así como mucha teoría y experiencia personal, así como una guía de 10 pasos para hacer transición a una vida saludable.

Lo cierto es que muchas veces nos complicamos demasiado, y en realidad solo nos hacen falta 10 minutos para preparar algo tan sencillo y completo como estas bolitas energéticas y llenas de proteína.

BOLITAS DE PROTEÍNA
Un snack saludable que puedes llevarte a cualquier lugar
Escribe reseña
Imprimir
Preparación
10 min
Tiempo total
10 min
Preparación
10 min
Tiempo total
10 min
Ingredientes
  1. 10 dátiles Medjoul
  2. 3 cdas. de manteca de cacahuete
  3. 2 cdas. de semillas de cáñamo
  4. 1 cda. de linaza molida
  5. 1/2 cda. de aceite de coco
  6. 1 cdta. de esencia de vainilla
  7. Nibs de cacao para cubrir
Preparación
  1. Ponemos todos los ingredientes menos las pepitas de cacao en un procesador potente y trituramos hasta que nos quede una pasta homogénea.
  2. Es más fácil procesarlo poco a poco, con pulsaciones, hasta que la pasta quede bien mezclada. Hacemos bolitas con la pasta y las rebozamos en nibs de cacao, volviendo a hacer la forma de bolita para que las pepitas queden integradas y no se caigan.
  3. Se pueden conservar en la nevera, en el congelador o podemos comerlas recién hechas.
Viamalama by Ally https://www.viamalama.com/
Ya os había dicho que era fácil 🙂

Yo suelo hacerla una vez a la semana, las guardo en el congelador o en la nevera y tengo un mini-tupper en el que meto 2 o tres y me las llevo en el bolso. Aguantan como unas campeonas, incluso en temperaturas altas. Pensad que yo me las llevé a mi último viaje a Nueva York en mayo, las llevé para el avión, me sobraron, las fui comiendo durante mi estancia, estuvieron fuera y dentro de la nevera, y aun así, seguían perfectas.

Son prácticamente indestructibles.

Asi que ya sabéis, 10 minutos y mucho amor, y tendréis un snack saludable para toda la semana y toda la familia.

Felicísima semana <3

Pincha en la imagen de abajo para ver mas detalles del E-Book.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previous Post
Guía de las mejores “superfoods”
Next Post
Mensaje a mi yo de hace 19 años

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: